Ser Feliz – El Cementerio de la Felicidad

28 Ago

Ser Feliz .- Cierto día un Hombre llamado Cesar decidió pasar unos días tranquilos en uno de tantos pueblitos de la ciudad,  Cesar encontró un lugar que le inspiraba mucha paz, se respiraba el aire puro y  se percibía un ambiente agradable por las calles.

Ser Feliz

Ser Feliz

Incluso el cementerio de este pueblito estaba pintado con colores muy alegres, a Cesar le llamó mucho la atención que la gente que salía del cementerio mostraba una Gran Sonrisa, Cesar sintió mucha curiosidad y sin pensarlo dos veces se decidió a entrar al cementerio para ver cuál era la causa de tanta alegría.

A cada tumba que Cesar recorría su rostro se iba transformando en un rostro confundido, preocupado e incluso aterrorizado, y no era para menos, ya que el tiempo de vida escrito en las Tumbas de las personas que se encontraban sepultadas era muy, muy corto, ninguno de los tiempos de vida lograba pasar de los 3 años, por lo que Cesar pensaba que todo el cementerio estaba lleno de niños.

Cesar, con un color muy pálido en su rostro, se acercó a uno de los trabajadores del cementerio y le preguntó: ¿Disculpe Señor, es que acaso los niños de este pueblo están sufriendo de alguna epidemía? pues en todas las tumbas que recorrí el tiempo de vida no pasa de los 3 años, dígame por favor ¿Qué ha Sucedido con todos ellos? ¿qué hay de malo en este pueblo?

El trabajador del cementerio tranquilizó a Cesar y luego le respondió: No hay nada de malo en este pueblo, lo que pasa es que aquí todos vamos anotando en un cuaderno los Momentos Felices que pasamos durante nuestras vidas y también apuntamos el tiempo que duró cada uno de esos momentos felices, pudieron haber sido unos minutos, unas horas, unos días, etc…

Cuando una persona del pueblo muere, se revisa su cuaderno y se suma el tiempo de los momentos felices que vivió, y ese tiempo es el que se anota en la tumba de la persona. Para nosotros el verdadero tiempo de vida es aquel tiempo en que la persona se decidió a ser feliz.

Buscar a Dios

Buscar a Dios

Impactado con la respuesta, Cesar agradeció y se despidió del trabajador, y mientras caminaba hacia la salida del cementerio reflexionaba sobre los momentos felices que él había tenido en su propia vida. Desde ese momento Cesar decidió mantener una gran sonrisa, en su rostro y en su corazón.

Ser Feliz

Conclusión: Si sumaras los tiempos felices de tu vida ¿cuánto crees que sería? ¿serían años, meses, dias o solo unas cuantas horas? decídete a ser feliz a pesar de las circunstancias adversas que la vida nos presenta a diario, si buscas a Dios durante todo el día y cada día, estoy seguro que tus tiempos felices se multiplicarán al MIL por Ciento, pues Dios nos regala con cada día su Inagotable Amor que llena nuestros corazones de paz y de Felicidad. Dios te Bendice.

Oraciones y Reflexiones Catolicas

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *