Reflexión Sobre La Misericordia

19 Abr

Muchas veces asistimos a misa pensando que con ese pequeña acción hemos cumplido ya con nuestra obligación de cristianos… estamos muy equivocados. Dios nos llama a la Eucaristía, sí, pero nos pide que la vivamos, que hagamos de su palabra acciones diarias que den testimonio de su amor en nuestros corazones, una de esas acciones es La Misericordia

La Misericordia

La Misericordia

La Misericordia

Era una mañana muy fría en un poblado rural. La gente estaba reunida en la capilla para la misa dominical. De pronto, en el momento del ofertorio, unhombre pidió la palabra y dijo:
–“Hace unos cuantos minutos, cuando venía hacia la capilla, vi una familia a la intemperie a la orilla del camino, allí, debajo de un árbol. Supongo que también ustedes los vieron, por lo menos los que pasaron por ahí…” algunas personas asintieron con la cabeza, el hombre continuó: “la familia debe haber pasado la noche al sereno, tal vez con hambre y frío… pienso que no está bien que estemos aquí rezando cuando muy cerca de nosotros hay hermanos pasando dificultades.

Propongo lo siguiente: interrumpir la misa y socorrer a aquella familia, ¿qué le parece, padre?, ¿y a ustedes?” Los feligreses se admiraron por aquella propuesta, pues nunca se había interrumpido una misa; sin embargo, todos estuvieron de acuerdo.

Pusieron los libros y folletos sobre los bancos y se dirigieron hasta aquel lugar apresurados a ayudar en lo que pudieran: abrigos, comida, ropas, etc. La familia socorrida no dejaba de agradecer a las personas tan hermoso acto de misericordia. Al cabo de unos minutos, todos regresaron a la capilla para continuar la misa, incluso, la familia humilde.

El hombre que había propuesto ayudar a los necesitados dijo al sacerdote: “padre, muchas gracias por permitirnos ir a ayudar a nuestros hermanos, y disculpe que la misa haya sido interrumpida”; el padre contestó: “el gesto de caridad que acabamos de hacer fue parte de la propia Eucaristía… la misa no fue interrumpida, sino enriquecida con un ofertorio vivo y real.”

Hermanos, prolonguemos nuestra Eucaristía viviendo con los demás lo que en Ella celebramos. Y pongamos en práctica la misericordia

¨Cada vez que lo hicieron con uno de éstos, más pequeños de mis hermanos, conmigo lo hicieron¨. Mateo 25: 31-46.

Oraciones y Reflexiones Catolicas

Sigue este enlace para Ir a la Página principal de Oraciones Catolicas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *