Pérdida de un Ser Querido

19 Sep

Pérdida de un Ser Querido.- Oración: Señor en tu gran misericordia me has sostenido, y aunque sé que hay cosas que me causan mucho dolor y que mi naturaleza humana no comprende por qué suceden y de la cuales, ciertamente te he culpado y probablemente te seguiré culpando de vez en cuando en mi vida, hoy sin embargo quiero acercarme a ti y pedirte que me permitas sentir nuevamente tu amor infinito.

pérdida de un ser querido

Pérdida de un ser querido

Señor permíteme sentir tu misericordia y tu cariño en estos momentos de desesperación.

Dios mío, hoy me acerco a ti una vez más y te suplico que continúes sanando mis heridas, Señor no permitas que me sienta solo o abandonado. Dios mío, mis ojos limitados no pueden verte, mi condición humana me impide poder tocarte. Mi mente algunas veces pondrá en duda tu existencia en los momentos más difíciles de mi vida.

Reconozco estas debilidades de mi ser y te ruego señor, desde lo más profundo de mi corazón que me permitas sentirte cada día a mi lado. Tú nos diste a nosotros tus hijos la capacidad de sentir, nos diste el privilegio de tener emociones. Señor permíteme que pueda hacer uso de estas capacidades para así poder verte con los ojos de mi corazón y para poder tocarte con las manos de mi alma, esa alma señor que un día regresará a ti si así me lo permites.

Pérdida de un Ser Querido

Te Amo Dios, Te bendigo Dios. Te suplico que cures las heridas de mi alma. Sáname y purifícame desde lo más profundo. Toma mis manos con tus manos, abrázame Dios bendito. Toma mi corazón y ponlo dentro de tu corazón. Enjuga mis lágrimas, apriétame bien fuerte, que todo tu amor se derrame en mi. Dame por favor cada día la fuerza que necesito para continuar con mi vida, a pesar de las heridas, hasta que llegue el momento de que me lleves contigo, estaré esperándote Señor Mío.

Oraciones y Reflexiones Catolicas
(Visited 54 times, 54 visits today)

Comentarios

One thought on “Pérdida de un Ser Querido

  1. Pingback: Temor a la Muerte - ¿Cómo podemos cambiar la perspectiva?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *